Batalla campal en Atenas por el ajuste (30 06 11)

Posted on 29 junio, 2011 | Deja un comentario

Grecia aprueba el ajuste y reprime con fuerza la protesta

El centro de Atenas convertido en escenario de una batalla campal. La presión europea logró reunir la mayoría de votos. Positiva respuesta de los mercados.        

.

.

ATENAS.- Finalmente, la presión conjunta de los principales líderes europeos y de los altos funcionarios de las instituciones multilaterales del continente, terminaron en la víspera reuniendo los votos suficientes para que el Parlamento griego aprobara el riguroso plan de ajuste económico impulsado por el gobierno del premier Giorgios Papandreu.

La oposición mantuvo su rechazo en bloque, pero varios parlamentarios rompieron la disciplina partidaria para apoyar al oficialismo, que además logró detener las defecciones entre sus propias filas mediante la amenaza de echarlos del partido (de hecho, tras la votación, Papandreu anunció la expulsión del oficialista Pasok del diputado Panayiotis Kouroumplis, que mantuvo su disidencia con el draconiano ajuste).

De esta manera, en las primeras horas de la tarde de ayer (10:45 en la Argentina), con el Congreso rodeado por una multitudinaria protesta popular, el gobierno de Papandreu logró sacar adelante el conjunto de leyes que contraerán la economía helena hasta el 2015, por 155 votos a favor, 138 en contra, y cinco abstenciones.

El trámite legislativo, que fue recibido con alivio en los centros financieros, era el requisito impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para seguir auxiliando a la economía del país mediterráneo, que requiere de la inyección de 12.000 millones de euros para hacer frente a los vencimientos de su deuda externa durante el mes de julio.

Al conocerse el resultado de la votación, los miles de manifestantes que ocupaban la plaza Syntagma estallaron en una protesta indignada, y fueron reprimidos por los antimotines.

Hasta ayer, las protestas habían transcurrido por canales pacíficos, a pesar de las cuatro huelgas generales que el país va soportando desde principios de año. Pero la noticia de la aprobación del ajuste disparó la violencia de los “indignados”: Un grupo de encapuchados, inclusive, logró trepar hasta el primer piso del Parlamento, rompiendo las ventanas.

La sede de Correos fue incendiada con bombas molotov, y las cargas de la policía fueron respondidas usando hondas, con las que disparaban tornillos y pedazos de adoquines. Los enfrentamientos causaron docenas de heridos en ambos sectores, y la violencia alcanzó tal nivel, que el céntrico hotel King George, situado en uno de los laterales de la plaza Syntagma, decidió evacuar a sus clientes.

El ajuste aprobado achicará drásticamente la economía helena por la vía de reducción del gasto y mayor presión impositiva: prevé recaudar, hasta 2015, 28.000 millones de euros adicionales en impuestos, otros 50.000 millones por privatizaciones de empresas, y reducir el gasto social echando 150.000 empleados públicos.

Lamentos y festejos

La impotencia popular que derivaba anoche en enfrentamientos cada vez más violentos, contrastaba con la buena recepción de la noticia en los centros financieros mundiales.

Los griegos calculan que la presión impositiva del ajuste implicará una carga de 3.000 euros adicionales para cada familia, y una desocupación ascendente en los próximos años.

Sin embargo los mercados y los indicadores bursátiles subieron. Inclusive Wall Street fue arrastrada hacia el alza por esa corriente, con el Dow Jones cerrando las operaciones con un ascenso del 0,6 por ciento.

Pero a nivel interno un ajuste tan radical comprometerá la recuperación económica de Grecia, que con tres años de recesión verá retroceder su PBI este año otro 3,8 por ciento, y su deuda alcanzará el record del 166 por ciento en 2012.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Anuncios

Europa cuelga de Atenas (27 06 11)

Posted on 27 junio, 2011 | Deja un comentario

Europa y la moneda común no se desprenden de la crisis griega

La cumbre europea no encuentra una postura alternativa a la profundización del ajuste       

.

.

ATENAS.- El Consejo Europeo de fines de la semana pasada no logró consensuar una ayuda a Grecia que implicara mayores recursos, y ató el futuro inmediato de la crisis y la estabilidad de la moneda común, el euro, a que el gobierno heleno logre aprobar un fuertísimo ajuste a las cuentas públicas y evite la quiebra por default.

Sin embargo, el tratamiento en el Parlamento de Atenas del paquete de medidas restrictivas del premier Giorgios Papandreu no tiene allanado el camino. Los dirigentes conservadores europeos llamaron a la “unidad nacional” griega, esto es, a que el partido de derechas Nueva Democracia vote el ajuste junto a la bancada socialdemócrata del Pasok de Papandreu.

El jefe opositor, Antoni Samaras, escuchó ese pedido en Bruselas, tanto del Partido Popular Europeo (PPE), que su agrupación integra, como de boca de la propia canciller alemana, Ángela Merkel.

Samaras, sin embargo, adelantó que su grupo no votará un plan de ajuste que, en términos de votos, no podría ser ya más impopular. Después de tres huelgas generales en lo que va del año, con un nuevo paro programado para esta semana, y un estado social de agitación permanente (los “indignados” tienen instalado 18 campamentos en la plaza Sintagma, frente a la sede parlamentaria), la oposición no está dispuesta a ofrecer su cooperación.

Pero Papandreu tampoco tiene clara la posibilidad de contar con el apoyo cerrado de su propio partido; la presión que los movilizados ejercen sobre los diputados -a quienes increpan a la entrada y a la salida de la Cámara, e incluso persiguen hasta sus domicilios- es tanta, que ya comenzaron las fisuras en el bloque oficialista: dos diputados socialistas confirmaron que no votarán el paquete de medidas del gobierno.

En esta semana clave para el futuro político del país mediterráneo y para el rumbo general de la Unión Europea (UE), la aprobación del ajuste griego (se votará entre el martes y el miércoles) habilitaría a la recepción de una última remesa del dinero acordado el año pasado por la UE y el FMI, dirigido a pagar vencimientos de la deuda pública con los acreedores externos en julio.

Si Atenas no saldo estos vencimientos, las agencias que monitorean las finanzas internacionales declararían automáticamente la cesación de pagos y el default; una situación que no tardaría en contagiar a otras economías europeas con problemas en sus deudas externas, como Portugal, España, Irlanda y, en menor medida, también Italia.

A pesar del alto riesgo para la  estabilidad de la moneda común (el euro ya retrocedió la semana pasada frente a prácticamente todas las divisas de referencia), el Consejo Europeo no logró articular ningún “plan B”, que implicaría un mayor compromiso de dinero.

Al contrario, Merkel sigue insistiendo que no deben ser los recursos públicos de los impuestos de los contribuyentes, sino los propios bancos acreedores, los que deben soportar la mayor carga de la reestructuración y del saneamiento de la economía helena.

.

nelson.specchia@gmail.com

.