Libia: Los rebeldes retroceden hasta Brega (30 03 11)

Posted on 31 marzo, 2011 | 1 comentario

Las tropas de Khaddafi reconquistan el puerto petrolero de Ras Lanuf

.

Después de haber llegado hasta los mismos muros de la ciudad de Sirte, los insurgentes libios fueron repelidos por las tropas oficialistas, que lograron hacerlos retroceder hacia el este, y recuperaron en el camino algunas de las posiciones de manos rebeldes, como el puerto de Ras Lanuf, desde donde sale parte del petróleo de exportación.

La imagen de los últimos días se asemejó a un juego de táctica y de estrategia de guerra, donde los dos bandos que se disputan el control del escenario bélico del país norafricano se alternan en la ocupación de porciones de territorio, con apenas enfrentamientos menores y la constante presencia de la aviación francesa y británica, que junto a los misiles estadounidenses mantienen neutralizada a la artillería pesada y a los aviones que responden al coronel Muhammar el Khaddafi.

La conferencia mundial sobre Libia, que se reunió en Londres el martes pasado, fue un espaldarazo para la posición de los rebeldes y su representación principal, el Consejo Nacional con sede en Bengasi.

Sin embargo, los líderes insurgentes repiten que además del reconocimiento necesitan armas para hacer frente al ejército de Khaddafi.

Esta solicitud, sin embargo, divide a los países y a las organizaciones multilaterales que apoyan la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU),  que habilitó la zona de exclusión aérea.

El ministro de exteriores francés, Alain Juppé, admitió en Londres que su gobierno estaba dispuesto a discutir una ayuda militar a los rebeldes; y en el mismo sentido se expresó ayer el premier británico, David Cameron, quien afirmó que “no descarta” proporcionar armas para que la insurgencia libia haga frente a la poderosa maquinaria militar del régimen.

Otras posturas, como la del presidente chino Hu Jintao, niegan esta posibilidad; Hu inclusive  advirtió al presidente francés Nicolás Sarkozy, ayer en Pekín, que los bombardeos coordinados por la OTAN son excesivos.

Por su parte, la embajadora de Barack Obama ante la ONU, Susan Rice, afirmó que “no hemos tomado la decisión, pero no la descartamos”, y dejó abierta la posibilidad de armar a los rebeldes en el caso de que la actual intervención no se muestre suficiente para obligar a Khaddafi a abandonar el poder.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Anuncios

La intervención en Libia reverdece la protesta árabe (21 03 11)

Posted on 21 marzo, 2011 | Deja un comentario

Las fuerzas aliadas neutralizan el ataque de la aviación libia

Las protestas aperturistas vuelven a tomar cuerpo tras las represiones en Siria y en Bahrein

 

.

.

Desde Chile, adonde llegó procedente de Brasil, el presidente estadounidense Barack Obama afirmó que la “primera fase de la intervención militar aliada en Libia está concluida”, al tiempo que volvió a ratificar que las tropas de su país no invadirán por tierra el país norafricano ni perseguirán al coronel Muhammar el Khaddafi militarmente, sino que presionarán para que el mandatario negocie su alejamiento del poder.

“La posición estadounidense es que Khaddafi tiene que irse”, sostuvo Obama en la conferencia de prensa junto al presidente chileno Sebastián Piñera, reiterando la postura de que la intervención se decidió para proteger a la población civil y en el marco del consenso de las Naciones Unidas, “nuestra acción militar es en apoyo de un mandato internacional del Consejo de Seguridad, que se centra específicamente en la amenaza que el coronel Khaddafi supone para su pueblo”, sostuvo Obama.

En el mismo sentido, desde Londres el primer ministro David Cameron coincidió en que la primera etapa del ataque se ha saldado satisfactoriamente, al “hacer posible la aplicación segura de una zona de exclusión aérea”; al mismo tiempo, sostuvo que la urgencia de la intervención aliada respondió a “prevenir una matanza” que las tropas gubernamentales estaban dispuestas a ejecutar en Bengasi.

Sobre el territorio libio, mientras tanto, los insurgentes –que han recibido la intervención aliada como un apoyo que puede volver a equilibrar la balanza de fuerzas- han relatado a la cadena Al Jazeera que los francotiradores y los paramilitares de los Comités de la Revolución afines al gobierno han ocupado el lugar de los soldadores regulares de Khaddafi, lo que abre una nueva etapa de la guerra al interior de las ciudades ocupadas.

El canal Al Arabiya informó que el gobierno de Trípoli solicitó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, tras sostener que ha acatado el cese de fuego impuesto por la resolución 1.973 adoptada por el organismo el viernes pasado, extremo que los responsables militares de la Alianza Atlántica (OTAN) rechazan como falso.

A pesar de las críticas, la acción aliada no ha sido condenada por la sociedad internacional; sólo Venezuela, Uruguay, Ecuador y Nicaragua hicieron llegar notas de protestas al secretario general de la ONU, Ban ki Moon. Y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, que había sostenido que la intervención le recordaba una “nueva cruzada” medieval, fue desautorizado por el presidente Dmitri Medvédev. El jefe del Kremlin sostuvo que Rusia “no considera equivocada la resolución 1.973, porque refleja nuestra comprensión de los sucesos”.

La revuelta árabe, por lo demás, sigue extendiéndose por la región de Oriente Medio, y en Yemen –donde una violente represión de manifestantes acaba de saldarse con 52 muertos- una parte del Ejército desertó para ponerse del lado de los sublevados.

Decenas de oficiales, incluyendo a tres generales, y suboficiales enviaban ayer a sus soldados a proteger a los manifestantes que piden la renuncia del presidente Alí Abdallah Salé.

 

.

en Twitter:   @nspecchia

.

La OTAN frena a Khaddafi. Europa apoya en bloque (20 03 11)

Posted on 20 marzo, 2011 | Deja un comentario

La OTAN cierra el cielo libio y detiene la toma de Bengasi

 

Khaddafi asegura que resistirá y promete convertir al Mediterráneo en una zona de guerra

 

.

.

Las fuerzas militares de la coalición occidental liderada por Francia, bombardeaban anoche por segundo día consecutivo las defensas antiaéreas del régimen libio del coronel Muhammar el Khaddafi, con el objetivo de establecer una zona cerrada a los vuelos de la aviación militar de Trípoli.

El ataque aliado, amparado en la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), comenzó a las pocas horas de que el organismo multilateral aprobara acciones ofensivas para proteger a la población civil de los bombardeos de Khaddafi, cuando fuentes oficiales libias aseguraban estar a las puertas de Bengasi, la ciudad oriental libia donde se ha asentado la coordinación de las fuerzas insurgentes y el Consejo Nacional, el órgano provisorio de gobierno de los alzados.

Los objetivos de la ofensiva occidental, que se basa principalmente en los caza bombarderos franceses con el apoyo de misiles norteamericanos lanzados desde las naves próximas a la costa libia, han vuelto a apuntar ayer a la capital, Trípoli, por segundo día consecutivo.

Según han informado fuentes castrenses occidentales, la acción ofensiva intenta desactivas las defensas antiaéreas, que dejarían desprotegida a la aviación libia, lo que permitiría, a su vez, el establecimiento de una zona de exclusión aérea.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, el almirante Mike Mullen, reconoció que al menos 90 personas murieron, mientras otras 200 resultaron heridas, como consecuencia de los bombardeos de la coalición, señalaron fuentes informativas en América latina.

La cadena árabe Al Jazeera, por su parte, trasmitió el comunicado oficial del gobierno de Khaddafi, que momentos después de iniciado el ataque aliado, el sábado pasado, anunció que había ordenado a todas las unidades gubernamentales “un alto el fuego inmediato”. La medida militar se tomaba, seguía el parte, para preservar las posibles bajas civiles y “la destrucción de edificios civiles y militares”.

Sin embargo, la misma cadena informaba poco después que las defensas antiaéreas habían empezado a disparar, y el ataque del régimen sobre Bengasi seguía adelante, así como la ofensiva de las tropas de Khaddafi en otras ciudades tomadas por los insurrectos.

El presidente estadounidense Barack Obama, de visita oficial en Brasil, ha afirmado que su país no invadirá Libia ni se involucrará en combates cuerpo a cuerpo sobre el terreno, sino que se limitará a cumplir con la resolución de la ONU en coordinación con los demás miembros de la Alianza Atlántica (OTAN). El director del Pentágono, William Gortney, ratificó que el objetivo no es alcanzar militarmente al líder libio.

Apoyo europeo

 

Finalmente, y tras unos primeros momentos de falta evidente de coordinación, las cancillerías europeas se han alineado detrás de la iniciativa del presidente francés Nicolás Sarkozy y el primer ministro británico David Cameron, cuyos efectivos militares lideran junto a Estados Unidos la ofensiva contra las posiciones antiaéreas del régimen libio.

Italia y España se han sumado con recursos militares, y hasta la remisa Ángela Merkel, que había planteado objeciones a la intervención y se abstuvo de votar la resolución 1.973 en la ONU, se sumará al accionar conjunto permitiendo la utilización de sus bases por los ejércitos de la OTAN, señaló el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle.

Las voces opositoras a la acción militar fueron encabezadas por el presidente venezolano Hugo Chávez, que pidió el cese de la “agresión del imperialismo” contra Khaddafi; también expresaron su protesta los gobiernos de Uruguay, Ecuador y Nicaragua.

Rusia, China, India y Brasil, si bien se abstuvieron en la ONU, no han condenado el ataque militar.

.

en Twitter:   @nspecchia

.