Soldados europeos rumbo a África (21 04 11)

Posted on 20 abril, 2011 | 1 comentario

Las potencias occidentales aumentan  su presencia en la guerra de Libia

Italia se suma a Francia y Gran Bretaña en el envío de oficiales para apoyar al bando rebelde. El canciller de Khaddafi promete elecciones libres si la OTAN se retira del conflicto  

.

.

TRÍPOLI.- En un nuevo giro en la intervención que los Estados Unidos de Norteamérica, juntamente con países europeos y del Medio Oriente, mantienen contra el régimen libio del coronel Muhammar el Khaddafi, el gobierno italiano anunció que se suma a la medida adoptada por Francia e Inglaterra, consistente en enviar expertos militares a apoyar la organización de las fuerzas rebeldes con sede en Bengasi.

Con este nuevo paso adelante de los tres países europeos, las potencias occidentales intentan evitar el empantanamiento del conflicto en una guerra civil de larga duración, que termine deslegitimando ante la opinión pública toda la operación sobre el territorio libio.

Tal como señalan los críticos con la participación aliada, especialmente los voceros de los gobiernos de Rusia y China, este tipo de acciones ya sobrepasan el marco de actuación habilitado por la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), que permitía la intervención para resguardar a la población civil; en ningún momento daba lugar a tomar partido por uno de los dos contendientes.

Sin embargo, el reconocimiento oficial que el presidente francés Nicolás Sarkozy hizo luego del Consejo Nacional como “interlocutor legítimo” con el pueblo libio (ayer volvió a recibir en París al líder rebelde Mustafa abd el Khalil), mostró que el objetivo real de la intervención buscaba el derrocamiento del régimen y la salida de escena de la persona del coronel Khaddafi y de su círculo familiar.

En este mismo sentido se expresó el presidente norteamericano, Barack Obama, al sostener que Khaddafi debía “dar un paso al costado y abandonar el poder”.

Pero la capacidad ofensiva del régimen de Trípoli se mantiene, a pesar del acoso de los intentos de neutralización de la Alianza Atlántica (OTAN), y los ataques de las tropas de Khaddafi a la ciudad de Misrata están empujando la situación hacia una crisis humanitaria.

Los voluntarios irregulares que integran el ejército rebelde, mientras tanto, han dado muestras de deficiencias en la organización y en la logística de combate, que los llevan a no poder aprovechar su superioridad numérica frente a los efectivos profesionales del régimen.

Ante ello, los jefes de los gobiernos británico y francés dispusieron enviar a Bengasi a un número acotado de oficiales, muy seleccionados, para apoyar en estos temas a los comandantes militares rebeldes.

Al anunciar ayer que su gobierno se sumaba a esta estrategia, con el envío de 10 oficiales, el ministro italiano de Defensa, Ignazio La Russa, recalcó, tal como lo habían hecho sus colegas francés y británico, que los oficiales europeos no dirigirán tropas ni participarán en batallas en el frente, sino que se limitarán a “asesorar” a los oficiales libios.

Con los pasos fronterizos con Egipto abiertos, ya es seguro que en la zona oriental del país se mueven múltiples agentes de los servicios de inteligencia de varios países, y en la reciente reunión del Grupo de Contacto con Libia, que sesionó en la capital qatarí de Doha, las posturas favorables a financiar o enviar armas al bando rebelde estuvieron a punto de imponerse; finalmente Estados Unidos decidió enviar 25 millones de dólares a Bengasi, en concepto de “ayuda no letal”.

En este marco, la llegada de oficiales europeos hace prever un panorama de intensificación del conflicto militar en el país norafricano.

.

en Twitter:   @nspecchia

.